¿Puede la felicidad aumentar la rentabilidad de tu empresa?

Hablar de felicidad en el trabajo se ha vuelto cada vez más popular, pero ¿será una tendencia, una moda o deberíamos de comenzar a pensar en esto como una necesidad?

Hoy en día encontramos que no solo las empresas están incluyendo la felicidad como parte de sus indicadores de éxito, también países como Bután, han incorporado a la felicidad como parte de su política nacional, agregando a sus indicadores de crecimiento, indicadores de bienestar como es el Índice de Felicidad Nacional Bruta, el cual ya cuenta con evidencia de impactos positivos en el desarrollo de la salud y bienestar de sus habitantes y en el progreso del país. 

En el mundo empresarial, podemos encontrar empresas como BarryWehmiller, liderada por Bob Chapman, quien tiene como principal indicador de negocios el impacto positivo generado en las personas. En México, ya comienzan a verse algunos ejemplos de  empresas que se enfocan en el bienestar y felicidad de sus colaboradores, tales como Jorge Villareal y Joanna Estrada en Elara Comunicaciones, Oliver Sahlman en Volkswagen y Luis Zaldivar de Galletas Dondé.

Adicionalmente, estudios han demostrado que las empresas que han apostado por la felicidad han logrado:

  • Aumentar su productividad en un 43% (Hay Group)
  • Incrementar su creatividad e innovación un 86% (UC Berkeley)
  • Reducir ausentismo laboral por enfermedad en un 66% (Forbes)

Después de ver estos resultados, ¿seguirías pensando que la felicidad y los negocios no combinan?

La felicidad en los negocios no está relacionada solo con lo divertido que puedan hacer dentro de la empresa, por ende, no se trata solo de hacer convivios, actividades lúdicas o pagar un bono, va mucho más allá. Implica involucrar a los líderes y miembros del equipo para construir espacios de trabajo más seguros, más amables, libres de abusos, de indiferencia y críticas, para transformarlos en espacios de aprendizaje, crecimiento, productividad y plenitud. 

Así mismo, es hacer que el propósito de la organización resuene en cada miembro del equipo de tal forma que incremente su motivación intrínseca al encontrar un mayor significado en sus acciones gracias al impacto que se logra en el mundo a través de ellas.

¿Eres un buen jugador en equipo?

Si algo nos enseñó la pandemia es que la vida no es una cuestión individual; los seres humanos estamos diseñados para vivir en sociedad, para ayudarnos y dependemos los unos de los otros tanto para sobrevivir como para crecer. Aún así, en la actualidad se le da mucha más importancia al trabajo individual y a crecer personalmente que a saber cómo formar parte efectiva de un equipo.

Patrick Lencioni, autor de Las 5 Disfunciones de un Equipo y The Ideal Team Player, explica que muchos no sabemos cómo comportarnos dentro de un equipo, ya sea de trabajo, familia o amigos, sin embargo, hay 3 cualidades que podemos desarrollar para poder ser el miembro ideal de un equipo: 

  1. HUMILDAD

Esta es la cualidad más importante en los miembros de un equipo. Es el antídoto al orgullo, a la arrogancia y al egoísmo. Alguien humilde es quien ve por los demás y los pone primero, aunque no por eso piensa menos de sí mismo o tiene una falta de auto-confianza. Simplemente es una persona que reconoce sus talentos y los pone al servicio de otros.

  1. HAMBRE

Esta cualidad se refiere al hambre de hacer cosas, de sacar el trabajo adelante. La gente hambrienta tiene una ética de trabajo implacable que los lleva a tener los más altos estándares en todo lo que hacen, son aquellos que nunca se conforman con hacer solo lo mínimo requerido y dan su 100% en todo lo que hacen. Según Lencioni, la gente hambrienta suele ser la más exitosa, tanto en el trabajo como en la vida.

  1. INTELIGENCIA

La última característica, aunque no por eso la menos importante, se refiere a la inteligencia – no la inteligencia intelectual sino la emocional. Es ese sentido común que tienen algunas personas para entender a la gente y utilizar siempre las palabras y las acciones que garantizan los mejores resultados en todas sus interacciones.

Como ya había mencionado, estas son cualidades que podemos desarrollar, pero, ¿cómo saber cuál es en la que más necesitamos trabajar?

Pon atención en las siguientes etiquetas que menciona Lencioni para descubrirlo:

  • “Creador de desastres accidental” 

Son personas con altos niveles de humildad y hambre pero con muy poca inteligencia emocional. Caen muy bien y suele ser divertido trabajar con ellos porque siempre tienen una gran actitud, pero crean problemas por donde van que generalmente tienen que resolver otros miembros del equipo, haciendo menos eficientes los procesos de trabajo.

  • “Holgazán adorable” 

Son personas con mucha humildad e inteligencia emocional, sin embargo, les hace falta esa hambre de salir a hacer las cosas y dar su máximo esfuerzo en todo lo que hacen, al contrario, suelen hacer lo mínimo indispensable. Es muy divertido estar con ellos, pero crean mucho más trabajo para el equipo.

  • “Político hábil” 

A estas personas les hace falta la cualidad más importante: humildad. Son sumamente hambrientos y tan emocionalmente inteligentes que logran cautivar a todos con los que se relacionan, aparentando tener esa humildad que les falta. Siempre saben qué decir y con quién relacionarse para lograr el éxito, sin embargo, al tratarse todo solo de ellos mismos, son capaces de pasar por encima de quien sea.

Y tú, ¿qué tipo de jugador eres?  Auto-evalúate y diseña una estrategia para convertirte en un jugador ideal y ayudar a tu equipo a crecer. 

Claridad de roles en la empresa

Ayer en nuestra miniserie «Conoce los pasos para tener un equipo feliz y productivo» estuvimos hablando de lo relevante de que es el que haya claridad de roles a desempeñar dentro de la empresa.

Recuerda que en la miniserie estamos platicando respecto al como armar las bases de la estrategia de felicidad para tu equipo.

¡Nos vemos el próximo jueves 15 de noviembre a las 5pm!

¿Sabes cómo poner una meta clara?

El jueves pasado fue el episodio 3 de 6 de la miniserie «Conoce los pasos para tener un equipo feliz y productivo» y hablamos de la importancia de tener Metas Claras.

En la miniserie estamos platicando respecto al como armar las bases de la estrategia de felicidad para tu equipo.

¡Nos vemos mañana jueves 1 de noviembre a las 5pm!

¿Sabes si tus colaboradores perciben que su salario es justo?

Hoy continuamos con la miniserie «Conoce los pasos para tener un equipo feliz y productivo» y hablamos de la justicia salarial.

Fue el episodio 2 de 6. En ellos estamos platicando como armar las bases de la estrategia de felicidad para tu equipo.

¡Nos vemos el próximo jueves 25 de octubre a las 5pm!

El modelo E5 para tener equipos más felices y productivos

Hoy iniciamos nuestra miniserie «Conoce los pasos para tener un equipo feliz y productivo» presentándote el modelo E5 para tener equipos más felices y productivos.

Serán 6 episodios en los que platicaremos sobre como armar las bases de la estrategia de felicidad para tu equipo.

¡Nuestras transmisiones son los jueves a las 5pm!

¿Sabes si tu equipo es feliz trabajando contigo?

En la última transmisión en vivo lanzamos la pregunta: ¿Sabes si tu equipo es feliz trabajando contigo?
Y aprovechando también preguntamos: ¿Crees que recomendarían a tu empresa como un lugar para trabajar?

Si no nos pudiste acompañar te compartimos el video y  por favor si te interesa profundizar en el tema, tienes dudas o comentarios escríbeme a paulina@neuva.biz

¡Recuerda que ahora nuestras transmisiones son los jueves a las 5pm!

¿Cómo evitar que mi equipo se victimice?

En la transmisión en vivo de hoy contestamos la pregunta: ¿Cómo evitar que mi equipo se victimice? y aquí te compartimos el video.

Recuerda que puedes escribirme a miguel@neuva.biz si tienes comentarios o dudas.

¡A partir del próximo jueves 4 de octubre comenzaremos a transmitir a las 5pm!

4 pasos para enfrentar los conflictos de manera más eficiente

¿Alguna vez has tratado de evadir a alguien? ¿Te has quedado enfrascado en un conflicto sin encontrar cómo salir de el? Si respondiste que sí a alguna de las 2 preguntas, este post es para ti.

Yo pensaba que el conflicto debía evitarse a toda costa y cuando llegaba a estar en medio de
uno, difícilmente encontraba el beneficio o la salida.

Hoy pienso muy distinto, creo que el conflicto es algo positivo y deseable. Así como lo oyes,
algo deseable. Hace algunos años fui a un curso de The Non Violence Project con Mauricio
López Aymes y ahí comencé a cuestionar el paradigma en el que había vivido y comencé mi
búsqueda por métodos y formas de enfrentar de mejor manera los conflictos.

El conflicto no es otra cosa que una diferencia entre dos personas o más y esta diferencia puede
deberse a 3 causas:

  • Tener opiniones distintas
  • Tener escasez o insuficiencia de algo
  • Tener una disputa por propiedad o autoridad

Cualquiera que sea su origen, el conflicto puede descomponerse en partes: el hecho, los
actores, las necesidades de cada actor y los sentimientos de cada actor.

El hecho es algo que va a suceder y que, de alguna manera, detona un conflicto. Por ejemplo,
imagina que tu hija quiere ir a una fiesta con sus amigas y pide regresar hasta tarde. En este
ejemplo, ¿Cuál es el hecho? Si revisas bien, te darás cuenta que sólo hay un hecho real, que
habrá una fiesta. De esto, podemos desprender que tu hija puede sentirse triste si no le das
permiso, que tú, como papá o mamá te preocuparías si ella sale, que tu hija necesita divertirse
y que tú, como padre, necesitas seguridad para que ella esté bien.

Si desglosamos este evento, podríamos entonces separar los sentimientos, enfocarnos en las
necesidades que derivan del hecho y buscar posibles soluciones.

En los años que llevo usando ese ejemplo, las posibles soluciones que he
recibido han sido:

Que mi hija se vaya en Uber, que me llame cada hora, que me diga con que amigas y dónde
estará, que organicemos la fiesta en casa, que nosotros la llevemos y pasemos por ella, hasta
“pues la acompañamos a la fiesta”.

Lo interesante es que, en la medida en que comprendes los sentimientos y los traduces a
necesidades, comienzas a descubrir más y más soluciones.

Si, en lugar de hacer este proceso, se hubiera evitado el conflicto, los posibles resultados que
me han compartido son los siguientes:

Como padre me enojo, no doy permiso y mi hija se enoja conmigo. No la dejo salir y ella busca
la manera de escaparse. Mi hija se enoja conmigo y desata un pleito más grande. Etc.

Como puedes ver, el enfrentar los conflictos, mejora nuestras posibilidades de obtener mejores
resultados y evita posibles errores más grandes.

Por ello, te comparto 4 sencillos pasos con el acrónimo R.E.I.R. para hacer frente a los conflictos
de manera más eficiente:
Respeto
Entendimiento
Intención
Resolución

Respeta y reconoce a la otra parte
Cada persona tiene una percepción distinta del mundo, es importante que reconozcamos que
desde su perspectiva puede estar viendo una realidad que nosotros no y esta ser igual de
verdadera que la nuestra.

Entiende antes de querer que te entiendan
Cuando luchamos por primero querer ser entendidos, tendemos a hablar más de lo que
escuchamos, asegúrate de hacer tantas preguntas como te sea posible y parafrasear lo que
escuchas, asegúrate de comprender el punto de vista de la otra persona.

Intención por delante y con responsabilidad de tu parte
Siempre comparte el resultado al que quisieras llegar, cuál es tu intención. Cuando enuncies tu
opinión, no olvides que es solo tu perspectiva y que no puedes ver de la otra persona más allá
de sus acciones, sé específico y no etiquetes. Recuerda evitar utilizar el verbo “ser” Jamás
comiences una frase con: “eres…”

Resolución con miras al futuro
No termines una discusión hasta no llegar a una solución o un siguiente paso. Si se queda
abierto, sin acuerdos o acciones, puede volverse una crítica y podría dañar la relación con la
otra parte.

Con este método podrás resolver conflictos de manera más eficiente, al tiempo que proteges y
mejoras tus relaciones.

Te pido lo pruebes esta semana en algún conflicto en el que te encuentres y me compartas
cómo te funcionó. Para ello, puedes dejarme un comentario en este post o escribirme a paulina@neuva.biz
¡Saludos!

 

Photo by rawpixel on Unsplash

¿Cómo resolver un conflicto?

En la pasada transmisión en vivo respondimos la pregunta: ¿Cómo resolver un conflicto?

¡Aquí te comparto el video!

Si tienes comentarios o dudas por favor escríbeme a paulina@neuva.biz

¡Este jueves 27 de septiembre por excepción comenzaremos a las 12pm!